Conectate con nosotros!

NACIONALES

Con la apertura gradual de la economía, EE.UU. ya recuperó 2.500.000 empleos

Publicado

el

La tasa de desempleo de Estados Unidos ha descendido en casi un punto y medio porcentual durante el mes de mayo, hasta situarse en el 13,3%, después de que el mercado de trabajo en el país registrará su peor dato histórico en abril, según las cifras publicadas este viernes por la oficina de estadísticas laborales del Departamento de Trabajo estadounidense.

Pese a que la situación generada por el Covid-19 todavía no se desvaneció por completo en el quinto mes del año, la apertura gradual de la economía provocó la creación de 2,5 millones de empleos en mayo. En abril, la pandemia destruyó de golpe 20,5 millones de puestos de trabajo.

Pese a la mejoría, la tasa de paro todavía sigue en máximos históricos. En octubre de 2009, el pico de la crisis financiera mundial iniciada en 2008, la tasa de paro de Estados Unidos llegó al 10%, mientras que el máximo histórico se situó en diciembre de 1982, cuando alcanzó el 10,8%. De esta forma, la tasa de paro escaló durante abril hasta su mayor nivel desde que los registros comenzaron en 1948.

En lo que respecta a la destrucción de empleo, el ‘shock’ de marzo y abril fue tan severo que el nivel de ocupados todavía se sitúa en mínimos desde 2011. El peor mes para el empleo tras la crisis de 2008 y antes de la del coronavirus se produjo en marzo de 2009, cuando se destruyeron 800.000 empleos.

El récord de destrucción de empleo de toda la serie histórica, que comenzó en 1939, se registró en septiembre de 1945. En ese mes se suprimieron 1,959 millones de puestos de trabajo como resultado de la finalización de la Segunda Guerra Mundial en el frente del Pacífico tras la rendición de Japón.

La cifra de parados de larga duración, aquellos que han permanecido en situación de desempleo durante un mínimo de 27 semanas, se elevó hasta 1,164 millones personas, lo que equivale a un incremento de 225.000 parados. Su peso con respecto al total de desempleados se elevó en más de 1 punto porcentual, hasta el 5,6%.

De su lado, la cifra total de personas en el paro fue de 20,985 millones de personas, por lo que descendió en 2,09 millones de desempleados en marzo. Por su parte, la tasa de participación en el mercado laboral creció seis décimas, hasta el 60,8%. Con respecto a abril, la población activa creció en 1,7 millones de personas.

Por grupos de trabajadores, la tasa de paro entre las mujeres fue del 13,9%, un punto y medio inferior a la de abril, mientras que entre los hombres se contrajo en 1,4 puntos, hasta el 11,6%. El desempleo entre los jóvenes se redujo hasta el 29,9%.

En el quinto mes del año, el número de empleados en el sector manufacturero y de la construcción creció en 669.000 personas, mientras que los comercios minoristas contrataron a 367.000 personas y el sector de la salud incrementó su plantilla en 390.000 trabajadores. El mayor incremento se dio en el sector de ocio, turismo y hostelería, que volvió a contratar a 1,24 millones de personas.

La duración de la semana laboral media se elevó en cinco décimas, hasta las 34,7 horas en mayo. Al mismo tiempo, los ingresos medios por hora cayeron en 29 centavos respecto al mes anterior, hasta los 29,75 dólares.

Asimismo, el Departamento de Trabajo ha informado de que el número de empleos destruidos en marzo se ha revisado al alza, hasta 1,4 millones (881.000 más), mientras que el dato de abril se ha ajustado hasta -20,7 millones de puestos de trabajo (150.000 menos).

 

 

ny_1591365408.jpg

INTERNACIONALES

En Córdoba, se atienden 80 casos por mes de vulneración extrema de derechos de personas mayores

Publicado

el

por

Con el aumento de la esperanza de vida en Argentina, se proyecta que en 2050 el 25% de la población (uno de cada cuatro argentinos) tendrá 60 años o más, según datos del Ministerio del Interior de la Nación en su último Reporte de Envejecimiento Poblacional.

Y en las últimas décadas este proceso de envejecimiento – de 70 años en adelante- se profundizó, y no dista mucho de lo que pasa en otros países de la región, donde también se evidencia que la pirámide poblacional se engrosa en el segmento de los +60.

“La temática de vejez, en general, deberá mirarse como fundamental en las agendas públicas de los diversos gobiernos del Estado”, proyectó Sergio Cornejo, subsecretario de Inclusión Social del Gobierno de Córdoba.

Aunque el envejecimiento es un proceso natural que no necesariamente va asociado a un detrimento físico y social inexorables, hace años que se comenzaron a evidenciar ciertos estereotipos y formas de discriminación sistemática contra las personas, debido simplemente a que son mayores.

Expertos como Robert Butler, pionero de la gerontología moderna, acuñaron hace medio siglo términos como edadismo y viejismo, para definir ese fenómeno, el de cualquier forma de discriminación social de las personas de edad avanzada.

Investigación

Otro dato en la misma línea, más reciente, lo aporta una investigación sobre personas mayores realizada en 2022 por el Observatorio Humanitario de la Cruz Roja Argentina.

Entre las conclusiones se señala que “casi 2 de cada 10 de mayores de 60 años encuestados dijeron haber sentido maltrato, en al menos un lugar, por el hecho de ser personas adultas mayores”.

Además, un informe de Naciones Unidas consideró al “edadismo” como un problema mundial, que tiene consecuencias graves y amplias para la salud y el bienestar de las personas. Lo asocia con una peor salud física y mental, un mayor aislamiento social y soledad, una mayor inseguridad financiera, una menor calidad de vida y mayores tasas de muertes prematuras.

“Deberemos adaptarnos a este nuevo paradigma gerontológico previsto por sugerencia de organismos internacionales y establecidos por la Convención Interamericana de Protección de Derechos Humanos para Personas Mayores, donde Argentina firmó y ratificó con una ley su adhesión”, remarcó Cornejo.

Respuesta institucional ante casos extremos

Córdoba no es ajena a las vulnerabilidades de su población mayor y es, por ello, que las políticas públicas que se implementan a nivel provincial apuntan a eso, a garantizar el cumplimiento de los derechos humanos de las personas mayores, a velar por su bienestar y por un envejecimiento digno.

Se trata del programa de Emergencias Gerontológicas, una iniciativa que lleva adelante la Secretaría de Políticas para Personas Mayores, del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia.

Uno de los programas para adultos que lleva adelante el Gobierno de Córdoba está enfocado en la atención de casos que requieren de urgente intervención para dar respuesta a situaciones de extrema de vulnerabilidad social, psicológica o ambiental.

“Todo pedido de ayuda o situaciones de riesgo y vulnerabilidad son objeto de interés para que nuestra Secretaría intervenga”, subrayó Cornejo.

Aunque las motivaciones vinculadas con lo económico son habituales (alimentos, subsistencia, vivienda, entre otros) existen otras de diversa índole que también activan la emergencia: malos tratos, violencia recibida, abusos materiales, manipulación emocional de familiares por algún interés, problemas de salud, soledad o abandono.

Cada caso es atendido por un equipo de profesionales, “en su gran mayoría licenciados en Trabajo Social, con formación o capacitación en Gerontología; y en menor medida se completa el equipo con psicólogos, nutricionistas y abogados”.

Este servicio atiende mensualmente a un promedio 80 casos que llegan al equipo de Emergencias Gerontológicas por diversos caminos: una demanda espontánea, oficios judiciales, vías de comunicación del Gobierno de Córdoba y del propio Ministerio, entre otros.

“Intervenimos fundamentalmente en Córdoba capital y zonas del conurbano. El resto de los pedidos del interior provincial interactuamos con los equipos de acción o Desarrollo Social de los municipios y comunas”, dijo el subsecretario de Inclusión Social.

Además, consideró positivo el funcionamiento del programa: “Creemos que aún faltan aceitar con algunos organismos para que podamos dar una respuesta más rápida y operativa, pero no deja de ser un balance positivo por priorizar demandas muy emergentes de casos con mucha vulnerabilidad”.

La atención se hace de manera directa y en coordinación con otras instituciones. Cuando llega un caso, explicó Cornejo, “solo se asiste la emergencia, se busca una asistencia directa y operativa y se delega. Salvo situaciones muy específicas que requieran dar respuesta a un caso de fuerza mayor y no tenga una solución inmediata, se deriva a otras instituciones, organismos o áreas del Gobierno que deben dar la respuesta, según los casos”.

Desde su puesta en funcionamiento y hasta la fecha, se llevan atendidos, de manera interdisciplinaria, alrededor de 240 casos de adultos mayores.

Un plan mayor

El programa de atención de emergencias es solamente una de las acciones que componen la política pública gerontológica provincial, en un territorio donde la población mayor de 60 años supera el medio millón de personas, según el último censo.

“Córdoba es una de las pocas provincias que cuenta con una política pública en vejez”, dijo el subsecretario de Inclusión Social.

Se trata del Plan Córdoba Mayor, creado mediante el Decreto 866/2018, y cuenta con una Secretaría y con presupuesto propio.

“Además, coordina el Consejo Provincial de Adultos Mayores donde sus miembros representan a todas las Instituciones de la órbita pública y privada que trabajan con personas mayores, y donde expresan, debaten y accionan en las numerosas y diversas problemáticas que atraviesan”, añadió el subsecretario de Inclusión Social

El plan está estructurado en tres ejes: cuidados progresivos; participación, empoderamiento e inclusión comunitaria; y capacitación, formación gerontológica y vinculación institucional.

De esta manera, la Provincia busca garantizar el pleno goce de los derechos de las personas mayores, a través de una respuesta integral.

Los dos primeros son exclusivos para personas mayores de 60 años; el restante, para personas e instituciones interesadas.

Cómo comunicar una emergencia

-Denuncias presenciales en el propio Ministerio de Desarrollo Social.

-Por las redes sociales del Gobierno de la Provincia y del Ministerio.

-Operadores telefónicos del Programa “Mayores en RED” al 0800 555 8555.

-Teléfonos específicos del área de Emergencia Gerontológica al 351 8589604.

-Correo electrónico: [email protected]

-Oficios judiciales.

-Producciones de medios de comunicación que reciben el pedido.

-Autoridades e instituciones conocedores del pedido o la denuncia.

Seguir leyendo

INTERNACIONALES

Bola Tinubu asume la presidencia de Nigeria entre esperanzas y escepticismo

Publicado

el

por

ABUYA, Nigeria (AP) — Bola Tinubu asumió el lunes la presidencia del país más poblado de África, en un momento de desafíos sin precedentes que daba esperanzas a algunos ciudadanos sobre un futuro mejor y dejaba a otros escépticos porque su gobierno pudiera obtener mejores resultados que el anterior.

El exgobernador de Lagos, el núcleo económico de Nigeria, asumió el cargo en Abuya, la capital, ante miles de nigerianos y varios jefes de gobierno. Tinubu, de 71 años, sucede al presidente Muhammadu Buhari para liderar un país se espera se convierta en el tercero más poblado del mundo en 2050, empatado con Estados Unidos por detrás de India y China.

Ha prometido continuar con los esfuerzos de Buhari de brindar dividendos democráticos a los ciudadanos en un país donde sucesivas crisis de seguridad, la pobreza generalizada y el hambre han provocado frustración e ira entre mucha gente. Y aunque algunos partidos de oposición han impugnado su victoria ante las cortes y muchos jóvenes cuestionan el resultado electoral, Tinubu también ha prometido reunir al país.

Su manifiesto de “esperanza renovada” prioriza la creación de empleos suficientes e impulsar la producción local, invertir en agricultura e infraestructura pública, brindar oportunidades económicas para los más pobres y vulnerables y crear un marco mejor de seguridad nacional para combatir todas las formas de inseguridad.

Sin embargo, sus ambiciosos planes podrían verse amenazados en sus primeros 100 días en el cargo por una montaña de desafíos, desde la inseguridad a una crisis fiscal, pobreza y una creciente desconfianza del público en el estado, señaló Mucahid Durmaz, analista para África Occidental en la consultora de riesgo Verisk Maplecroft.

Algunos analistas también señalan que las promesas de Tinubu y la esperanza que conllevan recuerdan a la primera victoria electoral de Buhari en 2015, que ya había sido jefe de estado militar. Sus prioridades eran combatir la inseguridad y desarrollar la economía, pero no cumplió las expectativas de muchos.

“Ningún presidente nigeriano ha llegado al cargo con tan buena voluntad de los ciudadanos como el presidente Buhari, pero ningún otro presidente la desbarató tan rápido”, dijo Seun Kolade, experto en desarrollo de Nigeria y profesor asociado en la Universidad de Montfort, en Reino Unido. “En términos de expectativas y de lo que es posible, estos han sido ocho años muy mediocres, por decir poco”.

En la capital de Nigeria, Abuya, algunos vecinos señalaron a las dificultades económicas y la inseguridad como los principales desafíos que habían enfrentado durante los ocho años de mandato de Buhari. “La gente ha sufrido mucho (durante) este periodo. Ha muerto gente por falta de dinero, y rezo y espero que no experimentemos eso de nuevo con el nuevo presidente”, dijo Princess Taiwo, que vendía fruta.

Después de perder a su hermano en un ataque con bomba en el suburbio de Nyanya en 2014, Sunday Imoke se sumó a los millones de personas que votaron contra el entonces presidente Goodluck Jonathan con la esperanza de conseguir un país más seguro. Pero el presidente saliente dio al traste con sus esperanzas, señaló.

“Mucha gente murió con Buhari. Buhari no lo hizo bien, no hizo nada y no era temeroso de Dios”, dijo Imoke.

Mucho antes de que el expresidente llegara al poder en 2015, el desarrollo de Nigeria llevaba años atascado por una mala gobernanza y la corrupción endémica, que hacía difícil que los ciudadanos se beneficiaran de los cuantiosos ingresos del país como principal productor de petróleo de África.

Aunque ha reducido el poder de los extremistas islámicos en el nordeste y construido infraestructura clave con ayuda de préstamos extranjeros, muchos creen que la calidad y el nivel de vida han empeorado durante el mandato de Buhari. Señalan a la creciente inseguridad en otras partes del país, el aumento de la pobreza y los problemas económicos, con un desempleo récord, la inflación en un 22,2%, el récord de 18 años, así como una deuda creciente.

“Cuando combinas la falta de oportunidades en un entorno que es incapacitante con una población joven frustrada, eso es una bomba de tiempo, y esa es la historia de Nigeria durante los últimos 50 años, y Buhari lo ha empeorado”, explicó el experto en desarrollo Kolade.

Tinubu procede del partido gobernante Congreso Todo Progresistas, que se ha visto perseguido por acusaciones de corrupción, lo que ha planteado preocupaciones sobre cómo de transparente será su gobierno.

Aunque a menudo ha hablado sobre reunir las mejores manos para liderar a Nigeria, el problema del país nunca ha sido la calidad de los funcionarios públicos, sino la rendición de cuentas, señaló Leena Koni Hoffman-Atar, profesora asociada del programa de África en el centro de estudios Chatham House.

“Lo que subestimamos es que para fortalecer las instituciones del estado, más allá de la personalidad y la competencia de las personas, hay que tener procesos de rendición de cuentas. Y está por ver que la rendición de cuentas en las instituciones del estado vaya a reforzarse con este gobierno”, dijo Hoffmann-Atar.

Tinubu también debe actuar con rapidez y decisión para combatir las crisis de seguridad, que ya han dejado al país en una situación crítica, según los analistas.

“Ya hay una pérdida de confianza muy importante en el papel del gobierno como protector de los ciudadanos”, dijo Nmandi Obasi, asesor jefe sobre Nigeria en el International Crisis Group. “Si el nuevo gobierno no actúa con decisión, tendríamos más gente buscando su propia autoayuda y protección”.

Entre los que buscan la autoprotección hay vecinos de aldeas en el distrito norcentral de Mangu, en el estado de Plateau, donde hombres armados mataron a más de 100 personas en un ataque nocturno este mes. Yaputat Pokyes, uno de los sobrevivientes, dijo que lo que querían del nuevo presidente es que les ayudara a seguir con vida.

“Si viene, debe dar a la gente la seguridad que necesita”, dijo Pokyes. “Ya no dormimos por miedo, no sabemos cuándo volverán los agresores”.

Seguir leyendo
CAPILLA DEL MONTE CLIMA
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com