Conectate con nosotros!

NACIONALES

El Gobierno hará “en los próximos días” una oferta para el pago de la deuda externa

Publicado

el

El presidente Alberto Fernández anunció este domingo que “en los próximos días” el gobierno hará una oferta “que se pueda cumplir y sostenible” para el pago de la deuda externa en dólares y ratificó que “no va a haber ningún tipo de reestructuración” para el segmento en pesos.

Fernández dijo que “la negociación va bien” y aclaró que “no quiero comprometerme a firmar algo incumplible”.

“El coronavirus afecta la renegociación de la deuda, como afecta a toda la economía global. La negociación va bien. En los próximos días haremos la oferta. A mí no me gusta mentir, tampoco me gusta mentirles a los acreedores. Lo que vamos a firmar es algo que podamos cumplir como gobierno y como país”, sostuvo en la segunda parte de la entrevista que brindó al canal NetTV.

“No quiero comprometerme a firmar algo incumplible. Vamos a hacer una oferta que pueda sostenerse en el tiempo. Una oferta que sepamos que vamos a poder cumplir, conociendo la situación en que va a quedar Argentina después del coronavirus”, insistió.

Fernández advirtió además que “va a ser todo lo exigente que haga falta para que pueda pagarse. Lo que no va a haber es ningún tipo de reestructuración de la deuda en pesos. Vamos a cumplir con la deuda en pesos porque es con gente que confió en la moneda argentina”.

Consultado acerca de si esa sustentabilidad requiere una quita mayor que cuando no había coronavirus, respondió, “sí, podríamos decirlo”, pero inmediatamente aclaró que “esa mayor exigencia se puede expresar de diferentes modos. Se puede expresar en quitas o se puede expresar en tiempos”.

El Presidente apeló a ejemplos de Europa para sostener que el problema es global: “El Banco Central Europeo acaba de abrir líneas de crédito para España, para Italia, para tratar de salvar el conflicto que se generó. La economía está dada vuelta y el mundo está dado vuelta. Los valores que manejábamos no existen más. Nosotros tenemos que ver cómo salir de este problema ordenada y rápidamente”.

“En verdad el 31 de marzo era el tiempo porque después de marzo venían vencimientos. Y yo advertía que los vencimientos ulteriores no se iban a poder pagar. Ahora los plazos se van dando dentro de todo como para poder hacer la oferta y empezar la discusión. Tengo confianza en que vamos a poder llevar adelante bien la discusión y a hacer lo que a la Argentina más le convenga”, alertó.

En cuanto a la inflación, consideró que “no debería ser el problema en el tiempo que viene. Si la Organización Mundial de Comercio dice que esa actividad puede caer hasta un 38%, la verdad es que se va a caer todo el consumo. Si es así, la lógica sería que la inflación se frene o caiga. Habría que esperar más desinflación que inflación”.

Pero agregó que “después del coronavirus habrá que barajar y dar de vuelta, es otra historia. Lo que la Argentina va a necesitar va a ser algo más parecido a un Plan Marshall que a un plan de contención de la inflación. Vamos a tener que hacer lo que yo decía en la campaña: encender la economía, porque yo soy consciente de que ahora está apagada”.

“Está apagada del peor modo: mandamos a su casa a los consumidores. Lo que vamos a necesitar es una economía que se encienda, que vuelva a funcionar. Ahí, el rol del Estado será muy importante”, abundó en la entrevista, publicada también por Perfil.

Fernández amplió que “la inflación actual es lo que algunos economistas llaman ‘inflación autoconstruida’, de expectativas, las peores expectativas, las de la especulación. Implica decir ‘aprovechemos ahora que es el momento porque no sé qué va a pasar mañana. Vendamos el alcohol en gel a precios siderales porque lo van a necesitar mucho. Multipliquemos por dos o por tres su precio’. Ahí el Estado debe plantarse y ponerse firme. No es una inflación con lógica económica, es absolutamente especulativa”.

En cuanto al funcionamiento de un Consejo Económico y Social para pacto social dijo que “si algo bueno nos puede dejar el coronavirus es la oportunidad de formular otra sociedad. El coronavirus nos muestra la desigualdad” y es “la oportunidad que tenemos porque vamos a partir de un lugar muy bajo, todos vamos a quedar igualados muy abajo”.

El mandatario destacó que “hay que hacer un nuevo pacto federal sobre cómo desarrollar a la Argentina” y el Consejo Económico y Social “puede ser el gran lugar donde todo esto se debata, donde hagamos los acuerdos reconstitutivos”.

También negó que esté contra los empresarios: “Tuve una disputa con una empresa que echó gente y en muchos diarios titularon ‘Alberto Fernández contra los empresarios’ ¿Yo contra los empresarios? Estoy harto de ver empresarios que ponen plata para salvar a sus comunidades”.

“El espanto nos ha unido y nos hace dar cuenta de lo poco que valemos. Todo vale nada. Nadie que viva en una sociedad se salva solo”, enfatizó, y rescató que “emergió la ética” en las actuales circunstancias.

También destacó que ante el nuevo escenario “en el futuro el peronismo será el partido de los trabajadores y de los teletrabajadores”.

Pero en ese punto dijo que “el peronismo debería revisar su condición” y “tranquilamente podría calificarse como socialdemócrata”.

“Muerto el comunismo, el capitalismo no tiene discusión. Lo que estamos discutiendo es cómo debe ser el capitalismo. Lo que estamos discutiendo (…) Lo que llegó a su fin es lo que llamo el capitalismo especulativo y financiero. Se demostró efímero es, lo fácil que puede terminar por la aparición de un virus microscópico que mata consumidores”, dijo.

Afirmó que “los medios de comunicación son muy importantes en la construcción de una realidad y menos importantes en la construcción de conceptos o de ideas políticas” y “tienen ideología política”.

Al tiempo, fustigó a los trolls y las fake news porque “hacen daño porque justamente operan sobre la culpabilidad o la inocencia de la gente. Dicen: ‘Juan Pérez es tal cosa’. Inventan una noticia falsa y la gente cree eso”.

Sobre la Ley de Medios consideró que “sentí que fue hecha sobre un medio y tenía un propósito imposible de lograr” porque “la gente piensa por encima de los medios”.

“Los medios tienen ideología y tienen intereses, el problema no es que los tengan, sino que los oculten. En Estados Unidos llega la época electoral y dicen ‘avisamos que este diario tiene tal tendencia o está dispuesto a apoyar a tal candidato’. Uno los lee sabiendo donde está parado el que escribe. Me parece que éticamente es lo que corresponde. El ocultamiento de eso y mostrarse como independientes es una deslealtad, una falta de ética muy grande”.

Fernández reconoció que debe aumentar la inversión del Estado contra el Covid-19. Dijo al respecto que 1% del PBI era “para un mes, con lo cual habrá que pensar que repetir eso por lo menos se va a llevar dos puntos del PBI”.

Sobre la grieta política, dijo que “mi discurso antigrieta no es de ocasión, no es un discurso de campaña” y por ello instó a que “ahora paremos, démonos cuenta de que estamos en un riesgo común. Hagamos esa epopeya de construir algo valioso para todos”.

“Tenemos que construir una política de más racionalidad y menos emociones. Y construir liderazgos más racionales que caudillescos y personalistas”, dijo, y sostuvo que “no tengo ningún interés en que exista el albertismo y voy a hacer todo lo posible para que haya un peronismo fuerte, democrático, consolidado, que compita y gane elecciones”.

Asimismo, volvió a reivindicar a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y dijo que “yo la escucho mucho, no tengo ningún empacho en decirlo. Gobernó ocho años, tiene una experiencia que yo no. La escucho, no necesariamente estamos siempre de acuerdo”.

También se pronunció por “una sensata” oposición y destacó que “trabajo y dialogo con muchos opositores aunque los voy a enfrentar en algún momento. Así es la democracia”.

Fernández señaló que “el mayor problema que tiene la economía es cómo administrarse frente a la salud porque la búsqueda de la eternidad es ínsita al hombre. El hombre quiere no morir. Quiere vivir el mayor tiempo posible (…) El gran desafío es poder ir cubriendo el gasto en salud. El gasto de salud es infinito. El ser humano busca la eternidad y esa búsqueda es muy costosa”.

Además resaltó que la pandemia va a cambiar las formas de trabajo: “Vamos a tener grandes empresas logísticas que envuelven paquetes y los distribuyen. La gente va a hacer una vida más sedentaria, en su casa. No sé si finalmente si la educación a distancia se terminará imponiendo, pero sí digo que hoy se está probando y ciertos trabajos se pueden hacer desde las casas”.

Fernández aclaró que “hay una zona de libertad donde el Estado no se puede mover. La Constitución la manifiesta expresamente: las acciones privadas de los hombres, que de ningún modo ofendan los derechos de terceros, quedan exentas de la autoridad de los magistrados y solo es sometida al juicio de Dios. Hay otro artículo que dice que ‘nadie está obligado hacer lo que la ley no prohíbe’. Son las bases del derecho liberal que defiendo. Liberal, no neoliberal”.

“Pero el sistema penal argentino también castiga al que distribuye una epidemia. El que contagia maliciosamente o irresponsablemente a otro”, enfatizó.

Alberto Fernández se refirió este domingo a la deuda externa y su pago.

DEPORTES

Indicadores negativos para la soja

Publicado

el

por

La primera alarma la encendió el ingreso de divisas durante el mes de enero, de acuerdo al comunicado de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara-CEC).

La entidad que nuclea a los exportadores de granos y la industria aceitera señaló que el mes pasado ingresaron divisas por un total de U$S 928 millones. Se trata del valor más bajo para un mes de enero de los últimos 18 años.

La cifra contrasta con los u$s 3.706 millones que ingresaron durante el mes de diciembre y el récord de ingreso para un mes de U$S 8.120 millones durante septiembre.

En ambos casos el ingreso de divisas se vio influenciado, incentivado de alguna forma, por la implementación del “dólar soja” a 200 pesos y a 230 pesos.

También en el mes de diciembre hubo otro factor sorpresa. Las exportaciones de poroto de soja llegaron al mínimo de 47.000 toneladas embarcadas, en comparación con las 890.762 toneladas exportadas durante el mes de diciembre y el récord de 2.117.000 toneladas para un mes de octubre.

Otro indicador negativo es la fuerte caída en la oferta de soja disponible por parte de los productores. Los productores habían vendido un promedio de 700.000 toneladas semanales durante diciembre, y de pronto la oferta se redujo a solo 49.000 toneladas en la tercera semana de enero.

El impacto del menor volumen de oferta de soja por parte de los productores se hizo sentir en la cantidad de camiones descargados en las terminales portuarias.

En el mes de enero se registró el menor ingreso de camiones para dicho mes de los últimos 4 años, ingresaron a todos los puertos 16.987 camiones de soja, una baja de 31.879 camiones –el 65%- versus el mes previo, que llegó a 48.866 camiones.

En volumen ingresaron 544.000 toneladas soja, en comparación con las 1.564.000 toneladas durante diciembre.

En cambio, en el caso del maíz, el ingreso de camiones a los puertos durante enero fue de 13.037 camiones con un volumen de carga de 417.000 toneladas, en comparación con los 18.753 camiones que ingresaron en el mes de diciembre con un volumen de carga de 600.000 toneladas.

Esta diferencia entre los camiones descargados con soja y con maíz, nos está mostrando cuál ha sido el pulso del mercado. Los productores ya no disponen de suficiente volumen de soja disponible para vender, de acuerdo al análisis semanal de ventas de soja de productores y compras de soja de la exportación, descontada la molienda acumulada, los productores tendrían en su poder 4 millones de toneladas de soja.

En cambio, en el caso del maíz los productores tienen hoy maíz físico sin vender por solamente 2 millones de toneladas, y han decidido vender más maíz que soja en función de las expectativas del mercado.

El productor pensó que la menor cosecha de soja por efecto de la sequía –se estiman 14 millones de toneladas perdidas– implicaba un mercado futuro alcista. Sin embargo el mercado nos ha demostrado que esto no fue así. Mientras la soja mayo 2023 bajaba 23 U$S por tonelada –de 405 dólares la tonelada a 382 dólares la tonelada, el maíz marzo 2023 se mantuvo en un rango de 267/268 dólares la tonelada.

De esta forma se confirmó que la mayor demanda de maíz por parte de la exportación fue el factor que le dio firmeza al mercado, tanto el disponible como el future de la nueva cosecha.

En cambio, la fuerte caída en la producción de soja no fue el factor alcista para los precios que el productor esperaba, por el contrario, el mercado, tanto exportadores como la industria aceitera, ya tienen asumida esa baja en la producción de soja.

Y ahora se privilegia sostener los márgenes de molienda positivos, luego de varios meses con márgenes de molienda negativos, es decir, a pérdida.

Seguir leyendo

DEPORTES

El municipio aceleró las obras públicas para terminar obras icónicas

Publicado

el

por

La obra del Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba avanza a buen ritmo luego de casi 15 años de parálisis y no será inaugurada antes de las elecciones de 2023.

La aclaración municipal es de tipo defensiva: recalcan que los trabajos que ejecuta la UTE Roggio-Riva demandan más de 2.800 millones de pesos y 14 meses de obra. Lo señalan para negar que el plan de obras que ejecuta la administración municipal de Martín Llaryora tenga fines electorales.

Aseguran también que muchas obras se habilitan sin inauguraciones –repavimentaciones, aliviadores cloacales, instalación de alumbrado público– y niegan que los actos tengan impacto electoral. “Lo que tiene impacto es lo que mejora la calidad de vida en la ciudad”, aseguran desde el Palacio 6 de Julio.

En 2022, el municipio destinó un cuarto de sus ingresos a inversión en capital, la cifra más alta en muchos años. En 2023, será alrededor del 22 por ciento de los recursos.

Hay obras en marcha de especial significación política. La del Concejo Deliberante es la más relevante a nivel institucional, porque la ciudad se propuso construir una nueva sede legislativa luego del incendio de una sede alquilada que ocurrió el 14 de octubre de 2005, durante la administración de Luis Juez.

Idéntica es la situación del teatro Comedia, también devorado por un incendio en julio de 2007. Esa obra ya culminó su etapa civil y todo indica que será inaugurada durante los festejos de los 450 años de la ciudad de Córdoba, en julio próximo.

Para la misma época, concluirá la restauración integral de la planta baja del Palacio 6 de Julio, una obra que apunta a devolver la imagen original de ese edificio que en 2019 fue declarado Monumento Arquitectónico Nacional y que tiene protección patrimonial.

Antes de esa fecha, también estará concluida la obra arquitectónica de plaza España, inaugurada sin estar lista por Ramón Mestre en 2019 y clausurada desde 2020 por defectos de construcción que están terminando de resolverse.

Hacia mediados de año, también estarían inaugurados el Parque de la Biodiversidad –en el predio de lo que era el zoo– y el corredor Ambiental que lo integra, en la zona de calle Rondeau al 700.

La administración Llaryora también apuesta a completar en los próximos 60 días la ciclovía en altura, una obra que cuesta más de 770 millones de pesos y que se financia en conjunto con la Provincia. Se trata de un recorrido de más de 1.300 metros entre los barrios General Paz y Juniors y el parque Sarmiento, cruzando por encima del río.

También será inaugurada antes de las elecciones la remodelación y puesta en valor del Mercado Sud, que está en un 80 por ciento de avance. En cambio, la restauración integral del Centro Cultural General Paz acaba de comenzar.

En materia de espacios verdes, también hay una muy intensa agenda de inauguraciones. La obra más ambiciosa es la del parque Las Heras, en obras casi desde el comienzo de la administración Llaryora.

Están avanzados los trabajos en el Polo Ambiental Rubén Martí, en varios sectores del parque Sarmiento, en el parque Los Algarrobos y en numerosas plazas barriales. Las de plaza Alberdi de barrio General Paz y la de Plaza de las Américas son dos de las obras más destacadas.

Seguir leyendo
CAPILLA DEL MONTE CLIMA