Conectate con nosotros!

NACIONALES

Kulfas: Nueve de cada diez hogares argentinos reciben algún tipo de ingreso del Estado

Publicado

el

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, afirmó este martes que el noventa por ciento de los hogares argentinos recibe ?algún tipo de ingresos del Estado? a partir de las consecuencias económicas que generó la pandemia por el coronavirus.

“Nueve de cada diez argentinos reciben algún tipo de ingreso del Estado, ya sea por el Ingreso Federal de Emergencia, por salarios del Estado, por jubilaciones, por AUH o por recibir créditos a tasa cero para la producción”, enumeró el funcionario durante una videoconferencia organizado por la Comisión de Economías Regionales, Economía Social, Micro, Pequeña y Mediana Empresa del Senado de la Nación.

Kulfas recordó que a pocos meses de iniciado el gobierno de Alberto Fernández “tocó afrontar esta crisis inédita y todos los esfuerzos se pusieron en sostener el empleo y la producción, así como garantizar el abastecimiento de los productos básicos y cuidar los ingresos de los hogares argentinos”.

El ministro afirmó que los planes originales, suspendidos por la pandemia, estaban destinados a “reordenar el funcionamiento de la economía, mejorar el balance fiscal y generar una mejora en el balance con el sector externo”.

“En el primer bimestre logramos una mejora del poder adquisitivo del salario, se desaceleró la inflación y se mejoraron los ingresos más bajos”, mencionó para luego señalar que “estos resultados parciales quedaron superados ampliamente por el impacto de la crisis”.

Kulfas indicó que la crisis abrupta llevó a “repensar” el programa de Ayuda Económica para el Trabajo y la Producción (ATP) para “lograr una cobertura integral en todos los segmentos”.

Hasta la fecha, según el ministro, el programa pagó “parte del salario de 2,2 millones de trabajadores de 850 mil empresas” de las cuales el “99 por ciento son micro y pequeñas”.

Al respecto, reconoció que la cuarentena obligatoria que se inició el 20 de marzo “limitó en extremo la actividad económica” de abril.

En ese sentido, mencionó que “hay sectores en los que la producción dará “cero”: va a dar una caída de la producción interanual del cien por ciento”.

Kulfas defendió, además, el establecimiento del “barril criollo” de petróleo como una “herramienta para afrontar la crisis, dar certidumbre a las inversiones y tener a la industria preparada una vez que se recupere la demanda y se pueda aumentar la producción y la exportación”.

“El precio de 45 dólares viene con una exigencia clara a los productores de sostener los niveles de producción y empleo y de tener todo listo para cuando la economía inicie la producción”, especificó.

Por otro lado, el funcionario defendió la suspensión dispuesta a principios de año de la implementación de la Ley de Economía del Conocimiento y el envío de un proyecto de reforma, que podría ser tratada en los próximos días en la Cámara de Diputados.

“Coincidimos en su filosofía. Es un sector sumamente importante. Pero se decidió ampliarla a más sectores, como la biotecnología, la nanotecnología y los servicios profesionales vinculados a la exportación”, indicó.

Además, afirmó que la norma original “tenía problemas de implementación y por eso se decidió suspender su aplicación porque había problemas difíciles de subsanar sin cambio legislativos”.

El ministro mencionó que, una vez que pase la pandemia, implementará una agenda con temas entre los que figura restablecer los beneficios del decreto 814 que reconocía las asimetrías que existen en la Argentina para la producción de bienes y servicios.

“No existe una estructura de costos similar para producir igual en todo el territorio. Debería haber un reparto más apropiado de las cargas patronales y compensar en función de las distancias el tema del flete”, indicó.

Entre la agenda post pandemia, Kulfas habló de fomentar la instalación de parques industriales, el financiamiento del desarrollo y el envío al Congreso de una nueva Ley de Hidrocarburos.

“Vamos a trabajar para enviar una iniciativa que brinde condiciones estables en el sector de gas y petróleo a mediano y largo plazo. Le vamos a dar una mirada central a la actividad para el desarrollo productivo y tecnológico”, explicó.

Asimismo, remarcó que “no se dará una mirada extractivista, sino inclusiva e incluyente”.

Matías Kulfas. (La Voz / Archivo)

DEPORTES

Indicadores negativos para la soja

Publicado

el

por

La primera alarma la encendió el ingreso de divisas durante el mes de enero, de acuerdo al comunicado de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara-CEC).

La entidad que nuclea a los exportadores de granos y la industria aceitera señaló que el mes pasado ingresaron divisas por un total de U$S 928 millones. Se trata del valor más bajo para un mes de enero de los últimos 18 años.

La cifra contrasta con los u$s 3.706 millones que ingresaron durante el mes de diciembre y el récord de ingreso para un mes de U$S 8.120 millones durante septiembre.

En ambos casos el ingreso de divisas se vio influenciado, incentivado de alguna forma, por la implementación del “dólar soja” a 200 pesos y a 230 pesos.

También en el mes de diciembre hubo otro factor sorpresa. Las exportaciones de poroto de soja llegaron al mínimo de 47.000 toneladas embarcadas, en comparación con las 890.762 toneladas exportadas durante el mes de diciembre y el récord de 2.117.000 toneladas para un mes de octubre.

Otro indicador negativo es la fuerte caída en la oferta de soja disponible por parte de los productores. Los productores habían vendido un promedio de 700.000 toneladas semanales durante diciembre, y de pronto la oferta se redujo a solo 49.000 toneladas en la tercera semana de enero.

El impacto del menor volumen de oferta de soja por parte de los productores se hizo sentir en la cantidad de camiones descargados en las terminales portuarias.

En el mes de enero se registró el menor ingreso de camiones para dicho mes de los últimos 4 años, ingresaron a todos los puertos 16.987 camiones de soja, una baja de 31.879 camiones –el 65%- versus el mes previo, que llegó a 48.866 camiones.

En volumen ingresaron 544.000 toneladas soja, en comparación con las 1.564.000 toneladas durante diciembre.

En cambio, en el caso del maíz, el ingreso de camiones a los puertos durante enero fue de 13.037 camiones con un volumen de carga de 417.000 toneladas, en comparación con los 18.753 camiones que ingresaron en el mes de diciembre con un volumen de carga de 600.000 toneladas.

Esta diferencia entre los camiones descargados con soja y con maíz, nos está mostrando cuál ha sido el pulso del mercado. Los productores ya no disponen de suficiente volumen de soja disponible para vender, de acuerdo al análisis semanal de ventas de soja de productores y compras de soja de la exportación, descontada la molienda acumulada, los productores tendrían en su poder 4 millones de toneladas de soja.

En cambio, en el caso del maíz los productores tienen hoy maíz físico sin vender por solamente 2 millones de toneladas, y han decidido vender más maíz que soja en función de las expectativas del mercado.

El productor pensó que la menor cosecha de soja por efecto de la sequía –se estiman 14 millones de toneladas perdidas– implicaba un mercado futuro alcista. Sin embargo el mercado nos ha demostrado que esto no fue así. Mientras la soja mayo 2023 bajaba 23 U$S por tonelada –de 405 dólares la tonelada a 382 dólares la tonelada, el maíz marzo 2023 se mantuvo en un rango de 267/268 dólares la tonelada.

De esta forma se confirmó que la mayor demanda de maíz por parte de la exportación fue el factor que le dio firmeza al mercado, tanto el disponible como el future de la nueva cosecha.

En cambio, la fuerte caída en la producción de soja no fue el factor alcista para los precios que el productor esperaba, por el contrario, el mercado, tanto exportadores como la industria aceitera, ya tienen asumida esa baja en la producción de soja.

Y ahora se privilegia sostener los márgenes de molienda positivos, luego de varios meses con márgenes de molienda negativos, es decir, a pérdida.

Seguir leyendo

DEPORTES

El municipio aceleró las obras públicas para terminar obras icónicas

Publicado

el

por

La obra del Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba avanza a buen ritmo luego de casi 15 años de parálisis y no será inaugurada antes de las elecciones de 2023.

La aclaración municipal es de tipo defensiva: recalcan que los trabajos que ejecuta la UTE Roggio-Riva demandan más de 2.800 millones de pesos y 14 meses de obra. Lo señalan para negar que el plan de obras que ejecuta la administración municipal de Martín Llaryora tenga fines electorales.

Aseguran también que muchas obras se habilitan sin inauguraciones –repavimentaciones, aliviadores cloacales, instalación de alumbrado público– y niegan que los actos tengan impacto electoral. “Lo que tiene impacto es lo que mejora la calidad de vida en la ciudad”, aseguran desde el Palacio 6 de Julio.

En 2022, el municipio destinó un cuarto de sus ingresos a inversión en capital, la cifra más alta en muchos años. En 2023, será alrededor del 22 por ciento de los recursos.

Hay obras en marcha de especial significación política. La del Concejo Deliberante es la más relevante a nivel institucional, porque la ciudad se propuso construir una nueva sede legislativa luego del incendio de una sede alquilada que ocurrió el 14 de octubre de 2005, durante la administración de Luis Juez.

Idéntica es la situación del teatro Comedia, también devorado por un incendio en julio de 2007. Esa obra ya culminó su etapa civil y todo indica que será inaugurada durante los festejos de los 450 años de la ciudad de Córdoba, en julio próximo.

Para la misma época, concluirá la restauración integral de la planta baja del Palacio 6 de Julio, una obra que apunta a devolver la imagen original de ese edificio que en 2019 fue declarado Monumento Arquitectónico Nacional y que tiene protección patrimonial.

Antes de esa fecha, también estará concluida la obra arquitectónica de plaza España, inaugurada sin estar lista por Ramón Mestre en 2019 y clausurada desde 2020 por defectos de construcción que están terminando de resolverse.

Hacia mediados de año, también estarían inaugurados el Parque de la Biodiversidad –en el predio de lo que era el zoo– y el corredor Ambiental que lo integra, en la zona de calle Rondeau al 700.

La administración Llaryora también apuesta a completar en los próximos 60 días la ciclovía en altura, una obra que cuesta más de 770 millones de pesos y que se financia en conjunto con la Provincia. Se trata de un recorrido de más de 1.300 metros entre los barrios General Paz y Juniors y el parque Sarmiento, cruzando por encima del río.

También será inaugurada antes de las elecciones la remodelación y puesta en valor del Mercado Sud, que está en un 80 por ciento de avance. En cambio, la restauración integral del Centro Cultural General Paz acaba de comenzar.

En materia de espacios verdes, también hay una muy intensa agenda de inauguraciones. La obra más ambiciosa es la del parque Las Heras, en obras casi desde el comienzo de la administración Llaryora.

Están avanzados los trabajos en el Polo Ambiental Rubén Martí, en varios sectores del parque Sarmiento, en el parque Los Algarrobos y en numerosas plazas barriales. Las de plaza Alberdi de barrio General Paz y la de Plaza de las Américas son dos de las obras más destacadas.

Seguir leyendo
CAPILLA DEL MONTE CLIMA