Conectate con nosotros!

NACIONALES

Por la cuarentena, hay negocios que entraron en fase de descapitalización

Publicado

el

Desde el punto de vista sanitario, algunos países están siguiendo esquemas de “fases” para sacar a sus economías de la cuarentena y devolverlas a la normalidad.

Significa establecer cronogramas de aperturas por sectores, graduales, para evitar que la población salga masivamente a la calle.

Hasta tanto, mientras el aislamiento por el Covid-19 continúa, los empresarios y emprendedores también van sumando nuevas “fases”, pero en este caso negativas.

La primera fue el deterioro de la cadena de pagos; la segunda, la negociación con los empleados para el pago de menores salarios; la tercera, que ya está ocurriendo de manera incipiente, un proceso de descapitalización.

Sebastián Lescano, un profesor de Educación Física de Río Segundo, desde 2014 tiene un gimnasio en esa ciudad que era su principal medio de vida.

Hace 45 días que no puede abrir y eso ha llevado a que diariamente publique en sus redes sociales fotos de discos, de mancuernas y de otros implementos que vende para poder obtener dinero.

Es un ejemplo, entre muchos, de pequeños emprendedores que comienzan a tomar decisiones muy difíciles, pero inevitables ante la imposibilidad de trabajar.

“Ya he vendido bastantes cosas y, por suerte, a algunas las he podido reponer, pero hay otras que no voy a poder. Lo que sucedió es que el dinero que tenía guardado para invertir en el gimnasio ahora lo tuve que destinar a mi familia. Cuando vuelva la normalidad, abriré con lo que tenga”, relata Lescano.

Y añade: “Lo que me salvó en este momento fue que estuve seis meses afuera (fue preparador físico de un equipo de vóley femenino en Perú, entre 2018 y 2019) y todavía tenía algunos ahorros. Si no, estaría muerto y con deudas”.

José Arnoletto, además de ser contador (fue presidente del Consejo Provincial de Ciencias Económicas y tesorero del club Atenas), también tiene un gimnasio y afirma que en un contexto así “se empiezan a acabar las naves y uno comienza a observar qué bienes puede liquidar”.

De todos modos, considera que es una decisión que hay que tomar con mucho cuidado.

“A mis clientes les estoy aconsejando que desprenderse de un bien físico en una época en que nuestra moneda está devaluándose puede ser peor el remedio que la enfermedad. Porque después, a la hora de reponer esos bienes, será muy difícil”, destaca Arnoletto.

Desarrollistas

Según Arnoletto, otro rubro en el que se comienzan a observar signos de descapitalización es en las empresas desarrollistas. Si bien es tradicional que en este sector haya pagos con “canjes” en lotes o en departamentos a proveedores, asegura que hay casos en los que este proceso se está agudizando.

“Tengo un cliente que es proveedor y le están proponiendo pagarle con canjes en porcentajes mayores que los usuales. Hasta el 100 por ciento de lo que le deben, porque no tienen liquidez”, señala Arnoletto.

Otro contador, Mariano Echegaray, afirma que el grueso de las compañías que tienen problemas para trabajar, por no considerarse “esenciales“, están enfocadas en conseguir fondos para cubrir el pago de sueldos.

Eso de movida implica, por ejemplo, cortar la cadena de pagos, y las negociaciones con proveedores producen también situaciones de descapitalización.

“Varias empresas están empezando a analizar la liquidación y cancelación de deuda vía entrega de vehículos, de máquinas o de estanterías. Ya se está incluyendo dentro del paquete de negociación con los proveedores”, admite Echegaray.

Desde su punto de vista, algunos rubros que tienen flujo negativo y malas perspectivas de recuperación en el corto plazo inevitablemente van a tener que terminar liquidando parte de su capital.

Incluso porque en muchos casos, si recurren a vías administrativas o legales, como los procedimientos preventivos de crisis, es probable que deban pagarles a sus asesores con vehículos o con inmuebles.

“Va a depender mucho del tamaño del negocio. Una empresa con infraestructura grande seguro buscará estirar la cadena de negociación con sus acreedores y desprenderse del menor capital posible. Para el pequeño comerciante, la situación es mucho más complicada”, considera Echegaray.

También coincide Ezequiel Cerezo, presidente de la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom): “Es un proceso que inevitablemente se va a dar, sobre todo en los comerciantes más chicos, por liquidación de stock que no pueden reponer”, agregó. 

Según Cerezo, la situación es compleja y los negocios más pequeños se están descapitalizando porque necesitan hacer frente al pago de sus obligaciones, sobre todo de los salarios.

GIM1_1588782222.jpg
LOTES_1588781995.jpg
AUTOS_1588781980.jpg
SIN FUERZA. Cerrados desde hace más de 40 días, algunos gimnasios se desprenden de parte de su equipamiento para subsistir. (Facundo Luque)

DEPORTES

Indicadores negativos para la soja

Publicado

el

por

La primera alarma la encendió el ingreso de divisas durante el mes de enero, de acuerdo al comunicado de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara-CEC).

La entidad que nuclea a los exportadores de granos y la industria aceitera señaló que el mes pasado ingresaron divisas por un total de U$S 928 millones. Se trata del valor más bajo para un mes de enero de los últimos 18 años.

La cifra contrasta con los u$s 3.706 millones que ingresaron durante el mes de diciembre y el récord de ingreso para un mes de U$S 8.120 millones durante septiembre.

En ambos casos el ingreso de divisas se vio influenciado, incentivado de alguna forma, por la implementación del “dólar soja” a 200 pesos y a 230 pesos.

También en el mes de diciembre hubo otro factor sorpresa. Las exportaciones de poroto de soja llegaron al mínimo de 47.000 toneladas embarcadas, en comparación con las 890.762 toneladas exportadas durante el mes de diciembre y el récord de 2.117.000 toneladas para un mes de octubre.

Otro indicador negativo es la fuerte caída en la oferta de soja disponible por parte de los productores. Los productores habían vendido un promedio de 700.000 toneladas semanales durante diciembre, y de pronto la oferta se redujo a solo 49.000 toneladas en la tercera semana de enero.

El impacto del menor volumen de oferta de soja por parte de los productores se hizo sentir en la cantidad de camiones descargados en las terminales portuarias.

En el mes de enero se registró el menor ingreso de camiones para dicho mes de los últimos 4 años, ingresaron a todos los puertos 16.987 camiones de soja, una baja de 31.879 camiones –el 65%- versus el mes previo, que llegó a 48.866 camiones.

En volumen ingresaron 544.000 toneladas soja, en comparación con las 1.564.000 toneladas durante diciembre.

En cambio, en el caso del maíz, el ingreso de camiones a los puertos durante enero fue de 13.037 camiones con un volumen de carga de 417.000 toneladas, en comparación con los 18.753 camiones que ingresaron en el mes de diciembre con un volumen de carga de 600.000 toneladas.

Esta diferencia entre los camiones descargados con soja y con maíz, nos está mostrando cuál ha sido el pulso del mercado. Los productores ya no disponen de suficiente volumen de soja disponible para vender, de acuerdo al análisis semanal de ventas de soja de productores y compras de soja de la exportación, descontada la molienda acumulada, los productores tendrían en su poder 4 millones de toneladas de soja.

En cambio, en el caso del maíz los productores tienen hoy maíz físico sin vender por solamente 2 millones de toneladas, y han decidido vender más maíz que soja en función de las expectativas del mercado.

El productor pensó que la menor cosecha de soja por efecto de la sequía –se estiman 14 millones de toneladas perdidas– implicaba un mercado futuro alcista. Sin embargo el mercado nos ha demostrado que esto no fue así. Mientras la soja mayo 2023 bajaba 23 U$S por tonelada –de 405 dólares la tonelada a 382 dólares la tonelada, el maíz marzo 2023 se mantuvo en un rango de 267/268 dólares la tonelada.

De esta forma se confirmó que la mayor demanda de maíz por parte de la exportación fue el factor que le dio firmeza al mercado, tanto el disponible como el future de la nueva cosecha.

En cambio, la fuerte caída en la producción de soja no fue el factor alcista para los precios que el productor esperaba, por el contrario, el mercado, tanto exportadores como la industria aceitera, ya tienen asumida esa baja en la producción de soja.

Y ahora se privilegia sostener los márgenes de molienda positivos, luego de varios meses con márgenes de molienda negativos, es decir, a pérdida.

Seguir leyendo

DEPORTES

El municipio aceleró las obras públicas para terminar obras icónicas

Publicado

el

por

La obra del Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba avanza a buen ritmo luego de casi 15 años de parálisis y no será inaugurada antes de las elecciones de 2023.

La aclaración municipal es de tipo defensiva: recalcan que los trabajos que ejecuta la UTE Roggio-Riva demandan más de 2.800 millones de pesos y 14 meses de obra. Lo señalan para negar que el plan de obras que ejecuta la administración municipal de Martín Llaryora tenga fines electorales.

Aseguran también que muchas obras se habilitan sin inauguraciones –repavimentaciones, aliviadores cloacales, instalación de alumbrado público– y niegan que los actos tengan impacto electoral. “Lo que tiene impacto es lo que mejora la calidad de vida en la ciudad”, aseguran desde el Palacio 6 de Julio.

En 2022, el municipio destinó un cuarto de sus ingresos a inversión en capital, la cifra más alta en muchos años. En 2023, será alrededor del 22 por ciento de los recursos.

Hay obras en marcha de especial significación política. La del Concejo Deliberante es la más relevante a nivel institucional, porque la ciudad se propuso construir una nueva sede legislativa luego del incendio de una sede alquilada que ocurrió el 14 de octubre de 2005, durante la administración de Luis Juez.

Idéntica es la situación del teatro Comedia, también devorado por un incendio en julio de 2007. Esa obra ya culminó su etapa civil y todo indica que será inaugurada durante los festejos de los 450 años de la ciudad de Córdoba, en julio próximo.

Para la misma época, concluirá la restauración integral de la planta baja del Palacio 6 de Julio, una obra que apunta a devolver la imagen original de ese edificio que en 2019 fue declarado Monumento Arquitectónico Nacional y que tiene protección patrimonial.

Antes de esa fecha, también estará concluida la obra arquitectónica de plaza España, inaugurada sin estar lista por Ramón Mestre en 2019 y clausurada desde 2020 por defectos de construcción que están terminando de resolverse.

Hacia mediados de año, también estarían inaugurados el Parque de la Biodiversidad –en el predio de lo que era el zoo– y el corredor Ambiental que lo integra, en la zona de calle Rondeau al 700.

La administración Llaryora también apuesta a completar en los próximos 60 días la ciclovía en altura, una obra que cuesta más de 770 millones de pesos y que se financia en conjunto con la Provincia. Se trata de un recorrido de más de 1.300 metros entre los barrios General Paz y Juniors y el parque Sarmiento, cruzando por encima del río.

También será inaugurada antes de las elecciones la remodelación y puesta en valor del Mercado Sud, que está en un 80 por ciento de avance. En cambio, la restauración integral del Centro Cultural General Paz acaba de comenzar.

En materia de espacios verdes, también hay una muy intensa agenda de inauguraciones. La obra más ambiciosa es la del parque Las Heras, en obras casi desde el comienzo de la administración Llaryora.

Están avanzados los trabajos en el Polo Ambiental Rubén Martí, en varios sectores del parque Sarmiento, en el parque Los Algarrobos y en numerosas plazas barriales. Las de plaza Alberdi de barrio General Paz y la de Plaza de las Américas son dos de las obras más destacadas.

Seguir leyendo
CAPILLA DEL MONTE CLIMA